GUIA MAMI FRIENDLY

4 de abril de 2010

De responsabilidades, mamá y los pequeños tiranos ilustrados

Una se la da de mujer y mamá moderna, canchera, que se la sabe todas, pero bien lejos se está de eso. Siempre hay ,materias que están flojas, y una profe que te guía en aprender la lección.
No sé si por legado, autosacrificio, o ¨lo que se espera de¨, que mas que mamá parecés una esclava de los deseos cada vez más específicos y precisos, de nuestros tiranos hijos.
Que alcanzame la leche, apagá la luz, más galletitas, más agua, quiero un buzo, prendé la tele, subí el volumen, ahora bajalo, que tengo calor, traeme una remera, no están las sillitas para jugar, las sillitas!!!! Juguetes que no se juntan solos, y ante la petición de la pseudo autoridad (la madre), el alegato es de cansancio. Y la que junta los restos del tsunami es una. Te preguntás si tus hijos son la reencarnación de Anastasia y Griselda, las hermanastras de la Cenicienta, que vení, poné, sacá, dame más. STOPPPPP. Repito STOPPP.
Apareció el hada madrina ante semejante angustia desatada por el Imperativo constante, y con su varita mágica, reveló conceptos que la Cenicienta desconocía.
¨Los niños pequeños pueden tener responsabilidades como
llevar su plato a pileta,
poner su platito en la mesa,
llevar su ropa al lavarropas,
guardar su ropa interior o medias,
aprender y apagar los botones de la tele, si están al alcance
poner la sillita en su lugar, luego de comer,
a recoger los juguetes luego de jugar o antes de sacar másssssssss,
pedirle al mayor que te alcance los pañales del menor, etc.¨

Determinar actividades sencillas con el objetivo de incorporar el sentido de responsabilidad, del hacer las cosas por sí solos, de solidaridad y respeto ante el trabajo ajeno.
El hada, sólo dejó un requisito como medio de pago a su aparición. Que cada vez que le asignemos responsabilidades a nuestros hijos, les demos las Gracias y reconozcamos su labor.
La cenicienta agradeció sus consejos y fascinada los puso en práctica.
Los resultados no tardaron en llegar.


Gracias a quienes con sus consejos hacen que la vida sea más fácil. Gracias por brindar otro punto de vista. Gracias por ayudarnos a crecer, a ser mejores personas y mamás


Empachate con
Mamá monotemática
Desorden y frustración
Sacrificios que hacemos...

8 Comentá acá. Gracias!!!:

Valen dijo...

que cierto es... mi nena tiene 3 y ya es una mandona.. pero le hago hacer lo q puede, ya sea ordenar, guardar lo que saca.. PERO COMO CUESTA!!

Diana dijo...

Ja Ja Ja!!
Mi nena de un año y tres meses se pone felz cuando le pedís "alcánzale esto a papá" o que guarde algo en su mochilita.
lo que me espera !!!

Mariana Kalola dijo...

Mi nena tiene 2 años ... y, demanda muchas veces sin medida pero le encanta que le pida que me ayude ¿Me alcanzás el control remoto? ¿Buscás tu vaso?si me ve barriendo me trae la palita,si se vuelca algo enseguida busca el trapo de piso con el secador,aunq a veces se equivoca y quiere limpiar con la valerina el piso jeje Tiene una cocina de juguete y le corte una valerina para q la limpie ella me pide q se la moje y ella la limpia toda jeje Ella feliz de hacer algo "de grandes" y yo contenta de que me ayude. Y cuando le agradezco sonríe contenta y me dice "nada" por q cuando ella dice gracias le decimos "de nada". Lo mismo ocurre con lo de irse para el otro lado y exagerar con la colaboración.a veces quiere ordenar la cama y me la desarma toooda.Bueno dentro de todo me ayuda bastante le alcanza tambien cosas al padre.
le comentamos lo q hace al pediatra y dijo q no nos ilusionemos q a medida q crecen se "olvidan"estas cosas.
Besos me encanta el blog y las sigo en facebook tamb

Maternidad: El lado Oscuro dijo...

Hola Mariana, gracias por el comentario, y el aguante!!! Mantenela en la linea de ayuda, sino, fuiste!!!! un beso

Erika dijo...

Pues mi hijita de 20 meses debe pensar q la tirana soy yo pq cuando llego le pido q me ayude a cambiarme, me quita y trae los zapatos, me guarda la ropa sucia en la cesta, hasta me echa crema!!! Claro a cada accion le respondo agradeciendole con besos y abrazos y lo hace contenta. Pero ni hablar de Victoria guarda los juguetes, 1,2 3 y N veces hasta q termino yo en el piso recogiendo. Lastima lo q dijeron de q al crecer se les olvida el espiritu colaborador, pense q tendria ayuda por un buen rato!!

Anónimo dijo...

Muy lindo el artículo!
A mi me parece que al crecer no "se olvidan" de ayudar, tal vez pierden la emoción con q lo hacían pero en casa siempre debe haber ciertas reglas y hábitos que ellos tendrán que incorporar y que trascederán a su vida adulta.
El sentido de responsabilidad, de solidaridad, de ayuda al otro y de respeto por el trabajo del otro son importantes que estén desde la infancia.
Saludos!
Aveazul

anairam dijo...

Cometemos grave error cuando preferimos hacer las cosas por ellos porque resulta más rápido y más cómodo. Es una realidad que en los primeros años de vida son esponjas que no paran de aprender. Es mucho trabajo como dice Valen pero si queremos "descansar" cuando ellos sean más grandes tenemos que trabajar y dejarlos que hagan sus cosas, no permitir que sean cómodos y fomentar la independencia...a la larga lo vamos a disfrutar mucho.

Maternidad: El lado Oscuro dijo...

Si, Ana, yo era de las que hacía todo por ellos, y una amiga, Avecita, me abrió los ojos, ella me enseño la importancia de q tengan responsabilidades. Acuerdo ttalmente con su comentario
besos