GUIA MAMI FRIENDLY

15 de febrero de 2010

Entre la escoba y la pared

Enviado por Diana

Planchando con la TV prendida en el noticiero matutino...
Ama de casa y madre full time, con todo el prejuicio que siempre tuve respecto de las amas de casa, adónde te va llevando la vida, no??
Pienso, las ideas se enroscan y retuercen desafiantes: la carrera, el amor, mi bebé, el trabajo, la metamorfosis que duele, los sueños...
Sueño? Qué era domir, y soñar dormida y no despierta? Mi bebé duerme...

Ohhh!! Respira?? El baby call silencioso... Con prisa y cuidado me adentro en la habitación y compruebo que "aún respira". Contemplo a mi creación descansar apaciblemente y no puedo comprender ese temor de que algo inesperado y terrible suceda. ¿Cómo será dentro de algunos años? En tan sólo algunas semanas con la vuelta al trabajo... Cuando tenga 5, 10, 15 o 20 años??
Irrumpe violentamete Kobuchi en la búsqueda de su ración diaria de alimento balanceado, apago la plancha, me pierdo otra vez en otros menesteres domésticos...
Hasta que un grito ensordecedor, de la Diana atrapada entre la escoba y la pared, me trae otra vez a la maquinación mononeuronal: ¿Qué quiero para mi vida? Me cuesta pensar y ordenar mis ideas...

6 Comentá acá. Gracias!!!:

Nat dijo...

Ayyy Diana, como te entiendo... todos pero toditos esos pensamientos/sentimientos son los que me agobian dia tras dia (quien fue la hdp que alguna vez osó decirme que los mas dificil era el parto?!) En fin, de a un pasito a la vez... que dificil es ser mama primeriza! =(

Silvana dijo...

TE entiendo tantooo!!!ines

Diana dijo...

JA JA JA!!
Chicas, después de retomar el trabajo las cosas han mejorado, o será que en realidad no tengo tiempo para pensar?
Una amiga del trabajo me dijo que es post parto era lo más difícil y dura toda la vida!

Pistera dijo...

A ver... No sé si entendí pero, yo no creo que una cambie al ser madre. Una no cambia los sueños o ambiciones.. No de motus propio, al menos. El tema es ue una se siente obligada a hacer cosas que no quiere, que no le gustan, deja de hacer otras que sí quiere y sí le gustan. Pero, al menos yo, me doy cuenta de que es así. No es que ahora me guste más estar en mi casa que antes de tener a mi hijo... Pero una hace lo que TIENE QUE hacer por encima de lo que QUIERE hacer. Se resigna, se pospone... Y se hace por AMOR o por RESPONSABILIDAD. No porque hayamos cambiado en esencia... Para mí tiene más valor todo ese sacrificio y esa entrega. Lo admiro en otras personas. Pero lejos de mí está convertirme en martir... O en madre abnegada... BAsta de culpas!

Evelyn Jeab dijo...

que guapo tu blogggggg !! me lo habia perdido...desde ya te sigo, me encantan tus post !!! tienes un blog genial !!

Bastadesexismo dijo...

Cuántas culpas... Mientras tanto, el papá, ¿qué? ¿Sigue con su vida como si nada?
Un consejo, si no te gusta la vida de ama de casa, y tenés todo el derecho del mundo a que no te guste, digo, no veo qué tiene de fundamentalmente enriquecedor estar todo el día planchando/cambiando pañales/limpiando y cocinando: regresá al trabajo cuanto antes. No dejes fagocitarte por esta nueva vida.

Bueno, hacé lo que quieras, claro, pero el hecho es que si no te sentís cómoda con la vida de ama de casa, no la prolongues, no es ninguna obligación.

¡Suerte!