GUIA MAMI FRIENDLY

1 de octubre de 2009

Comer afuera….O Crisis outdoor

Enviado por Abby

"No sé si les pasa a uds pero yo me pongo re nerviosa cuando mi hijo se transforma en un demonio, salís a comer afuera, restaurant lleno, te sentás pensando dónde ubicar al revoleador de comida para que ninguna cabeza reciba el pedazo de banana…
El mozo te atiende y vos elegís lo primero que se te viene a los ojos cuando abrís el menú.
Es muy común sentir ese deseo de querer irte apenas llegas, porque sabes en el fondo de tu corazón que el chico se va a poner insoportable...
Le llevaste su plato, su cubierto, su babero y su banana...pero el señorito quiere comer el lomo a la pimienta tuyo y que te metas la banana ya sabes donde...entonces escondes tu plato atrás de las botellas para que no lo vea, y quiere el pan de la panera...pero no uno, TODO el pan de la panera! Se lo das con tal de que no llore...
Mientras mastica el pan como si fuera el manjar de los dioses tratas de comer el lomo que a esta altura esta medio frío y las papas heladas...

Entre cortar tu comida y darle la banana, se tira un "gas" que la señora de la mesa de al lado le festeja y el marido te mira como si se te hubiera escapado a vos...empezás a transpirar como testigo falso, no sabes si por la pimienta o por tu hijo que esta tirando del mantel tratando de hacer truquito de magia pero como mago loco, bate que te bate el mantel!
Aburrido del pan chupeteado tira por los aires el pedazo y quiere el tenedor TUYO, el cuchillo, los piecitos se les llenan de hormigas invisibles y patalea como poseído...
Tu marido no se entera porque esta disfrutando de su velada, vos atajando al chico que se afirmo contra la mesa para tambalear la sillita...otro bocado de lomo, una cucharada de banana que cae en el pantalón de corderoy y la mancha se desparrama por la pierna...grito de "ya quiero que me bañen e irme a dormir"...pero estas a 45 min de tu casa, todavía con mas de medio plato lleno, le das agua para que baje un poco las revoluciones...llanto...la sillita tiembla, tu corazón también, por suerte tu marido terminó de comer y se le ocurre pedir postre.
Vos querés volver a casa para acostar al pobre chico que no da más y las mesas de alrededor se fueron, no sabés si por tu hijo o porque ya habían comido...
Viene el mozo y le hace morisquetas, el chico se ríe y le agarra la timidez y trata de esconderse con la servilleta pero se pasa el pedazo de banana que no te habías percatado que terminó ahí, por la cabeza!
Dale un grisin, te dice tu marido, y se lo da, el chico se atraganta con las miguitas y todo el mundo se cree que se ahogo, incluso vos y te levantas de la silla a palmearlo! Tose como si tuviera tuberculosis y le das agua otra vez. Crisis de llanto porque se asusto, tiene hambre y tiene sueño...El lomo esta como salido del freezer...que postre ni que postre! volvamos a casa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Se duerme apenas lo apoyas en la butaca del auto y santo remedio...
Dejás pasar un mes para que la amnesia temporal surta efecto y te animas a salir de nuevo, eso si, mejor a otro restaurant, porque en ese te sirven la comida fría..."

6 Comentá acá. Gracias!!!:

Maydi dijo...

Hola Abby: me sigo riendo porque tocaste un punto tal cual en mi.

Vicky: que bueno que puedan tomarse con humor cosas que sino son una verdadera tragedia!

Besos y buen provecho.

Anónimo dijo...

Hola Vicki muy divertido tu comentario y sobre todo muy real!!!cada vez que voy a comer afuera miro asombrada que alguna criatura hace algun escandalete y pienso que malos padres jajajaja cuando en realidad es la mia la que esta corriendo alreddedor de la mesa cual maratonista olimpica y todos estan pensando lo mismo de mi jajajaja. YESI

Abby dijo...

Ay Vicky Gracias! lo acabo de releer...jajajaja es que la salida al mami-fast-food sigue siendo tal cual! ya tiene 20 meses y la cosa va increscendo! Igual...paciencia! Algun dia van a crecer y podremos salir nuevamente como personas racionales, sin mini neanderthales.
Gracias por publicarlo y me alegro que les divierta la realidad.

Anónimo dijo...

Todavia me sigo riendo, aunque no me causa mucha gracia cuando soy yo la que esta sentada haciendo malabares para comer y darle de comer a la gordita, y a pesar de eso, el escandalo que hace es terrible! A esta altura creo que solo un mes no me alcanza para recuperarme de la catastrofe! jajajja..
Besos. Andre

PAULINA2008 dijo...

yo antes de tener hijos cada vez q estaba en un restaurant y lloraba un pendejo ponia una cara de culo terrible...pero ahora la vida se toma revancha!!!ir a comer con estos demonios chillones me estresa tanto q creo q bajo 3 kilos cada vez q lo hago...y bue,asi mantengo mi silueta!

Maydi dijo...

comer afuera?
ni siquiera una merienda que es más informal... cada vez que salgo a tomar un café con tostado, el tostado se demora añares, que cuando llega es para comerlo atragantandome para rajar ante los gritos y escurridiza caminadora de mi nena.
Y el café fondo blanco! naaa...